Cirugía de Nariz
Cirugía de Orejas
La Otoplastia es una sencilla intervención que remodela o reduce el tamaño de las orejas, logrando una correcta simetría de las mismas, en consonancia con el rostro.
Cirugía de Párpados
Cirugía de Mentón
Lipoescultura
Ninguna otra técnica de reducción de grasa supera a la liposucción en resultados y garantías para los pacientes.
Implantes Mamarios Poliuretano
Principales Ventajas de los Implantes Mamarios de Poliuretano:
  • Tasa de contractura capsular más reducida;
  • No se mueve, ni se desplaza de la posición de implantación;
  • Membrana con barrera – transudación baja;
  • La menor incidencia de seroma;
  • Mejores resultados estéticos – más naturales.

REJUVENECIMIENTO FACIAL

La búsqueda de la armonía perdida con el paso del tiempo es el objetivo principal del rejuvenecimiento facial quirúrgico. El envejecimiento facial está influenciado por factores como la gravedad, el tipo de piel, daños producidos por la exposición al sol, factores genéticos, vida no saludable, etc.

Estos factores ocasionan una serie de cambios en la anatomía facial característicos del envejecimiento tales como pérdida y redistribución de la grasa, atrofia muscular en algunas áreas e hipertrofia en otras, reabsorción ósea, caída de los tejidos, afinamiento de piel y arrugas.

El objetivo quirúrgico es obtener resultados naturales sin distorsión de las estructuras anatómicas faciales, con incisiones lo menos visibles posibles, y que estos resultados sean duraderos, por lo tanto iremos a tratar los rasgos faciales que delatan el paso del tiempo, especialmente cuando estos producen malestar e inseguridad, falta de identificación o rechazo a la propia imagen, o bien dificultades emocionales y sociales. Las indicaciones principales para realizar la cirugía son:

  • Desaparición del ángulo de la mandíbula

  • Caída y flacidez de la mejilla

  • Exceso de piel sobre el surco naso geniano

  • Cuello: flacidez, cúmulo de grasa (papada) y aparición de bandas del músculo platisma

El acto quirúrgico se basa en reposicionar los tejidos superficiales y profundos de la cara mediante su estiramiento y remodelación, así como el retiro del tejido graso en exceso comúnmente en la papada y la reposición de volúmenes faciales básicamente en los pómulos. Este procedimiento se realiza bajo sedación endovenosa controlada por anestesiólogo y monitoreo completo.

Es de vital importancia realizar una evaluación previa de cada paciente para llevar a cabo el tratamiento correcto de cada caso. Esta cirugía exige minuciosidad y atención extrema a los mínimos detalles. Se debe entender que con la operación se levanta y despega la piel junto con una capa de grasa por la que circulan los vasos que alimentan este colgajo, y que esta circulación se ve comprometida en los casos de fumadores, diabéticos, arterioescleróticos, etc. Por lo que debemos tener precauciones y limitaciones en estos casos. Siempre es mejor no operar que tener el riesgo de una complicación.

Previo a la cirugía, el paciente debe comprender claramente los alcances y limitaciones de la cirugía y tener expectativas reales. Debe conocer sus obligaciones postquirúrgicas y lo que se espera de él o ella durante la recuperación.

En esta etapa, el paciente debe mantener reposo, dormir con la cabeza alta, hidratarse bien, evitar el sol y tomar los medicamentos indicados. Se recomienda terapia antiinflamatoria con ultrasonido o drenaje linfático para acelerar la recuperación. Durante las primeras tres semanas, se lleva un seguimiento médico continuo para asegurarnos de una perfecta evolución. Dada la importancia de la exposición de la cara para el ser humano, esta cirugía es de vital importancia y produce un alto grado de satisfacción tanto para los pacientes como para nosotros los cirujanos. Implica el mayor acto de confianza que nos puedan depositar y debemos aceptarlo con los más altos estándares de competencia y responsabilidad.

ANTES DE LA INTERVENCIÓN

  • La noche anterior cenar algo ligero. No ingerir nada a partir de las 12:00 p.m.

  • No tomar aspirina por lo menos dos semanas antes de operar.

  • Suplementos como Omega3, Ginkgo Biloba, vitamina E (más de 800 mg.) deben suspenderse al menos cinco días antes de operar.

  • No fumar 15 días antes y después de cirugía.

  • Debe proporcionar un listado de todos los medicamentos o suplementos que utiliza.

  • Notificar si ha hecho reacción alérgica a algún medicamento.

  • Si sospecha que puede estar embarazada es importante realizar una prueba de embarazo para no proceder con la operación.

  • Los exámenes de laboratorio y evaluación cardiovascular se realizarán a todos los pacientes normalmente uno o dos días antes de la intervención en nuestra clínica.

EL DÍA DE LA CIRUGÍA

  • Venir en ayuna total de por lo menos 8 horas (incluyendo agua).

  • Deberá efectuar el depósito antes de su ingreso.

  • Si presenta algunos síntomas como tos, congestión, malestar o nerviosismo exagerado deberá notificarlo.

  • Venir sin maquillaje y uñas sin pintar.

  • Procure no traer prendas ni objetos de valor.

  • Traer ropa cómoda y pijama para dormir, así como sus artículos personales.

  • Deberá traer un pañuelo para cubrir la cabeza y unos lentes de sol para al momento de salir de la clínica.

  • Es importante venir junto con alguna persona de su confianza que le pueda acompañar, incluso para dormir.

  • Llenar los formularios de internamiento y leer y firmar el consentimiento médico para la operación. Si tiene alguna duda antes de firmar estamos prestos a aclararlas.

  • Antes de la cirugía realizamos las fotos preoperatorias y repasamos los objetivos quirúrgicos para despejar cualquier última duda que tenga antes de la intervención.

  • Finalmente tendrá la consulta con el anestesiólogo quien conversará todo respecto a su salud e historial médico. Luego tomará un comprimido de un inductor de sueño para iniciar su sedación.

  • Al final de la cirugía, el paciente pasará un tiempo en la sala de recuperación y luego es llevado a su habitación.

  • Podrá ingerir líquidos y alimentos luego de pasar el efecto de la anestesia. Aproximadamente unas tres horas.

  • Normalmente el despertar es suave y agradable pero pudiera sentir sensación de tirantes, dificultad para mover los labios y levantar las cejas por unas horas.

  • Tendrá colocado un vendaje elástico que cubre toda la cara excepto los ojos, nariz y boca. A causa de la colocación de un drenaje detrás de la oreja pudiera manchar un poco de sangre. Las vendas serán cambiadas en caso de ser necesario.

  • Cuando concomitantemente se realiza cirugía de parpados entonces tendrá colocado sobre los parpados unas compresas frías que la enfermera irá cambiando varias veces durante la tarde y la noche.

CUIDADOS POSTOPERATORIO

  • Tomará antibióticos orales por seis días después de la cirugía.

  • Aunque normalmente la cirugía no es dolorosa podría sentir hormigueo, tirantes, inflamación por lo que, en caso de necesidad, podrá tomar algún analgésico que le indiquemos.

  • Dormir con la cabeza elevada (unas tres almohadas). Es normal que aparezcan asimetrías en la cara, ojos, o cuello, debido a la posición al dormir y a las diferencias en el drenaje linfático y venoso. Procurar dormir con la cabeza bien erguida sin doblar el cuello ni hacia los lados ni hacia abajo.

  • Puede ser conveniente una toalla enrollada colocada en el cuello y sujetada por un pañuelo.

  • Lavar el pelo con champú neutro y luego secar bien las heridas con aire frío a partir del segundo día postoperatorio.

  • Recomendamos ultrasonido para ayudar en el proceso desinflamatorio iniciando a los seis días de la operación. Puede ser conveniente también realizar masajes de drenaje linfático.

  • Podrá tener aumento de la temperatura, principalmente en las tardes, los primeros días después del procedimiento.

  • Podrá aplicarse tintes de pelo cuatro semanas después de la intervención.

  • La retirada de la sutura se realiza en nuestro consultorio entre los siete y doce días después de la cirugía.

  • Llevar una alimentación rica en proteínas y vitaminas y buena hidratación. Deben evitarse alimentos duros que exijan esfuerzo al masticarlos.

  • Evitar el sol hasta desaparecer los moretones totalmente (unas seis semanas).

  • Podrá realizar ejercicio físico después del mes, iniciando con caminatas y aumentando progresivamente.

  • No fijarse en los pequeños detalles sino en la mejoría general. Evitar los espejos, pues se verá extraño/a y pueden aumentar su inquietud. No se inquiete, su aspecto es transitorio e irá mejorando día a día.

  • Finalmente, saber que el resultado ha de ser natural y no debe dejar estigmas que delaten el paso por el quirófano. Un lifting rejuvenece pero no modificará la cara ni la expresión.